Madre nota una mancha en la nariz de su peque√Īo

Es entonces cuando comprendi√≥ lo que hab√≠a pasado. La noche anterior Meghan hab√≠a encendido unas velas perfumadas, que dej√≥ 6 horas puestas. Cuando fue a mirar el paquete, Meghan lo entendi√≥ todo: en una min√ļscula advertencia, el fabricante dec√≠a que las velas solo deb√≠an usarse durante 3 horas como m√°ximo.

Al dejarlas más tiempo, las velas habían producido hollín. Por inofensivo que parezca el hollín, lo cierto es que aspirarlo está comprobado que puede provocar enfermedades coronarias hereditarias, asma, bronquitis y otros problemas respiratorios.

Por ejemplo, en EEUU provoca 20.000 muertes prematuras al a√Īo. Aspirar holl√≠n causa adem√°s 300.000 ataques de asma al a√Īo, todos estos datos seg√ļn el organismo especializado en salud Cashins.

Si Meghan no hubiera atado cabos, su bebé y ella seguirían en peligro. Es importante prestar atención a las instrucciones de los productos y, en este caso, gracias a personas como Meghan sabemos que el hollín no es tan inofensivo como pensábamos.

Aunque todas las velas producen hollín, hay ciertas maneras de evitarlo: corta la cuerda de la vela de modo que quede a unos 0,3 cm sobre la cera y nunca dejes una vela encendida en un lugar donde haya corrientes de aire. Y, lo más importante, si ves que se ha producido hollín, apaga de inmediato la vela.

¡Gracias a Dios que lo sabemos!… Todos los padres deberían estar informados, compártelo.